agua, luz y sombras : proyectos realizados desde 1990

Breve selección de obras de carácter multidisciplinar bajo un hilo temático: la presencia de los líquidos y el lenguaje lumínico que caracteriza gran parte de mi trabajo artístico.

 

La imaginación significa ‘imagen en acción’, ya que la imagen que nos formamos de nuestra realidad la determina, es una ventana que tiene la medida exacta que le proporcionan nuestras creencias y dolencias, esas carencias que nos obligan a estrechar las puertas de acceso a la libertad de acción y sentimiento, a la expresión del don que llevamos dentro esperando el momento de nuestra rendición.

FLUJOS LUMINICOS

Los líquidos en todas sus manifestaciones ordinarias han estado presentes en la mayoría de mis trabajos, algunos dedicados exclusivamente a los jabones envasados, otros al vino y sus reflejos encarnados, y muchos más dedicados al concepto de fluidez en el espacio acotado del museo, del contenedor blanco que acoge usualmente mis instalaciones y performances. Un concepto que incide en la psicología de la percepción y desnuda los estados de recepción de mis trabajos que inducen al espectador a preguntarse por sus propios espacios imaginados.

La luz artificial y la luz solar son las herramientas con las que he transformado los espacios asépticos del museo en lugares de tránsito hacia aquellos habitáculos que conforman nuestro ser por dentro. Hay una narratividad implícita en la mayor parte de mis propuestas audiovisuales que obligan a ser recorridas, ocupadas y vividas, a ser leídas con los argumentos y prejuicios que cada uno lleva dentro. Empujan al espectador a valorar el momento, su propia experiencia, pues son obras abiertas y una vez desmontadas queda poco de ellas. Son caducas, y la documentación puede dar una idea aproximada de estos eventos siempre directamente relacionados con las medidas de los espacios y sus ambientes. Quizás hay creado escenas para ser recordados de otra manera que las fotografías y videos de los que dispongo hasta el momento.