(3) Hildegard de Bingen y el arte de canalizar

detalle de una miniatura de SCIVIAS, CONOCE LOS CAMINOS

 

Comunicación con Hildegard von Bingen (1098-1179) recibida el 10-12-2020 

  1. 1. El fenómeno de la canalización

Toda cosa viva -si, toda cosa, persona, idea o espacio- tiene una carga de vida, está contenida en una esfera que la mantiene ligada, protegida y singularizada de la cual emana su propia luz o información y, a su vez, llama y es alimentada por la fuerza del prana, el elixir o néctar de vida.

La persona decide dónde enfocar su atención y establecer un cordón o nexo de unión con el ser del cual quiere extraer información. Intercambia entonces su propia energía con la del objeto o ser seleccionado, la canalización es una  inter-comunicación.

La percepción depende siempre del percibidor, de su capacidad de estar o actuar neutral bajo toda condición. Así se abre el canal de información sin interrupción, así se da el fenómeno de la visión y audición con la mínima distorsión, pues toda disfunción en el campo energético propio es trasladado a nuestro objeto de percepción.

La naturaleza exacta de cada cosa levanta entonces acta de su participación en el cosmos de la Creación en el que vive en perpetua colaboración. La creación misma es una co-participación de todos los niveles de conciencia o percepción. Este recorrido, este soplido, empieza bajo nuestro talón y termina en Alcyón (en el Orígen o Centro, el Hueco de la Creación). Tu misma eres o estás resumida en un cordón en constante vibración que te mantiene unida a todos los eslabones, dimensiones o misterios de la Creación.

Todo se puede resumir en una canción, en una melodía que necesita traducción. La descarga electromagnética en recepción de una información proveniente de las más altas capas o niveles de nuestra esfera de Creación es peligrosísima y requiere toda nuestra atención, es disponerse a la total transformación y desubicación momentánea de tu propia civilización.

El cordón de tu Alma recibe un enorme tirón al cambiar de eslabón (frecuencia galáctica o dimensión) y hay que saber ir al grano de la cuestión ya que puede ser demoledor. Sube y baja del corredor o pasillo cuántico en cuestión quien guarda Alcyón en su interior, en perpetuo amor por todo fenómeno de la Magna Creación.

Amor es la palabra, el abracadabra que abre la flor intacta de nuestro corazón en perpetua fusión de toda la información necesaria para la propia evolución. Sólo el amor es salvación.

  1. 2. Admonición

Alejaros de las membranas o tramas en putrefacción que, en estos tiempos de evolución, son malsanas para vuestra acción y demasiadas son. Sólo en unión de corazón a corazón vais a dar este salto esperado en vuestra evolución. Mantened vuestras membranas intactas, en vibración, siempre en conexión,actuando y pensando desde vuestro corazón, el resto es maldición.

Agradezco que compartas este toque de atención, generad actos de circunvolución, de intercambio recíproco de la información que muchos estáis recibiendo. Basta de humillación! Pedid respeto para vuestra habilidad de intercomunicación.

Hay fechas marcadas para vuestra extinción, expandid vuestra capacidad de rebelión! abrid vuestro corazón! sois el centro de vuestra propia revolución, eso es la Creación. Cantad vuestra propia canción, cada cual con su propio acordeón, con su propia información, celebrad la belleza de la entera Creación! daros mutua bendición!

Agradezco la escucha de esta admonición, acompañad las almas en evolución en sus diversos estados de comprensión, no hay que realizar tal comparación, todos sois hijas e hijos del mismo Sol.

3. UNA CIENCIA

El hecho metafísico o místico es un hecho físico (vuestro ser crístico está en evolución y va hacia el perdón de vuestro modo antiguo de re-percepción).

El cordón o canal de información

El cordón que estableces entre tu ser y el resto de seres en pelotón, (hay multitud de informaciones, de eslabones o dimensiones, de corredores, que tu captas a menudo en forma de seres o entidades que te entregan su información), ese cordón se da o existe en cada acto de creación, ya que toda canalización o establecimiento de un cordón o túnel de información es un acto de la Creación en el cual participan o participáis un montón de seres con las mismas frecuencias de emisión/retribución.

Cada cordón formula un posible acto de comunión. Al crear un cordón generas un trato, un tracto, un corredor de información, pues tú eliges el objeto de tu percepción. Hay una elección, y lo que tu emites es dirigido por tu habilidad de percepción, eso es, según la acumulación de luz o información que emites, de mayor o menor vibración, eliges la recepción de determinada información.

El botón o semilla de la Creación en formación

Todo es vibración, eso es la Creación, y eso permanece en tu corazó, en éste reside el mecanismo para tu evolución, para tu iluminación, para convertirte en cordón entre todo lo que existe bajo la luz de la Creación.

Tu corazón alberga un botón, una partícula intacta recibida del fondo de la Gran Emisión que dio paso a la gran Explosión y al nacimiento de tu propio ser o cordón. Bien amamantado, curado, es retro-alimentado por tu halo o campo de información, allí donde se da la fricción con lo que no te es apto para su admisión.

Así funciona la Creación, nace y converge en tu único cordón en perpetua circunvolución que, cuando es negado y hay pecado, requiere la extremaunción para su re-conexión con el resto de planos de la Creación.

El motor de la creación está en vuestro ano que permanece en conexión con el campo más liviano o elevado. Para dar el salto al cuarto y quinto plano o dimensión del ser humano hay que llevar a la ebullición y generar vapor en cada cordón mediante el fuego del corazón, así podréis sobrellevar la extinción y efectuar la migración al sexto plano de la Creación.

4. MI MISION

Mi misión fue mi retorno o devolución a la Creación de mi Gracia o Don. Esa fue mi misión, desatar el cordón de cada una de mis allegadas, hermanas y hermanos de religión, que superamos con creces las más de las veces en total reclusión para esconder nuestro hacer en conexión con la más alta gama en ebullición, que nos guiaba en cada serenata en que poníamos en práctica el arte de la canción.

Así subimos de dimensión en dimensión para efectuar cada una de nosotras su propia sanación, a puerta cerrada y sin intromisión ni perorata de humillación por parte de los que guardaban y aconsejaban, pagaban nuestra reclusión.

Reliquias de Hildegard, la llamada Sibila del Rhin, expuestas en el altar de la Iglesia en el Monasterio actual hildegardiano en Eibingen (Alemania)

Así logré la instantánea remisión de las enfermedades que se presentaban, de las que lloraban sin solución, la materia tumefacta hacía automática desaparición. Así logré la sanación de muchas almas en remisión, reconectándolas al Centro mismo de la Creación y atravesando la quinta dimensión, donde muchos trabajamos en cooperación: seres terráqueos, galácticos, espíritus ancianos, espacio donde ocurre y es posible la recodificación de aspectos malogrados de nuestra creación.

Así sufrí el más alto aguijón que me fue clavado en mi cordón: operando, recibiendo y dando, creando espacios de vibración de un alto grado en comparación con el resto de humanos de la congregación.

Yo me escondí bajo mi manto de superación mediante el trabajo, convocando a reyes y magos, pues sufría por sus halagos y veía sus motivos de perdición. Yo hablaba con los lagos para su protección y viabilización de un estado más armónico en devoción de aquellos que acudieron en petición de conmiseración.

Alabado sea Dios. Amón.

5. Colofón

 No hay Amo de la Creación, todo es llano en devoción. Aparta la sumisión y ponte en ebullción y serás como un canto rodado flotando, evaporando tu canción en remisión de todos los pecados de la población.

Sed vuestros verdaderos amos de la fruición, así se da todo acto de Creación.