Plantas de poder

…algunos posts publicados en fb

 

HIPÉRICO / 5-8-2018  

Fue después de recoger un gran ramo y depositarlo en forma de regalo en la puerta de Anna Salvat para que fabricara con ella sus aceites y ungüentos,
fue cuando ya me iba que sentí un fogonazo, el Hipérico estiraba el brazo y me tocaba el manto, parecía darme las gracias por haberla recogido con tanto mimo.
Me recogí ante ella un momento y entonces sentí que me susurraba.
-Déja que te entregue mi huella, si te abres te haré sentir todo lo que puedo aportar al ser para remediar sus carencias-.
Dije que sí, y me abrí.
Durante 24 horas estuve bajo sus efectos, me cantaba sus virtudes y manaba su elixir en mis glándulas. Qué bien me hizo sentir!
-Es un remedio para mi- me oí decir. Ahora la estoy tomando en gotas. Sé que para conseguir sentir lo que me dió entonces en cuestión de horas, de minutos, puede llevarme semanas, meses quizás. Pero me serviré de su ayuda, con paciencia, para obtener lo que ya está en mi y que olvidé, distorsioné o camuflé, ella contribuirá a mi rescate.

Gracias florecilla por hablarme.

 


HIPÉRICO 2 / 18-7-2018

-Soy poderosa y mimosa al mismo tiempo, regulo la glucosa de tu cuerpo, soy el hipérico, yo armonizo tu concierto.

-Eres muy útil en estos tiempos en los que no sabemos cómo despedir a nuestros muertos. Creo que eres el sustituto del ‘prozac’ de los que tantos dependemos, ¿cierto?

-Mira mi aspecto, yo llevo el sol en mis adentros y es por ello que tengo la capacidad de rescatar a los tuertos, a los que no se atreven o no pueden mirar de frente, a los que reprimen su emocionalidad ante la adversidad por un exceso de racionalidad, a los que caen ante el ‘más fuerte’. Yo doy espacio a su fragilidad, soy pura ecuanimidad, soy valiente.

-Grande es tu servicio acompañando a tantos que se abandonaron a su ‘mala suerte’.

-Pocos comprendéis la muerte.

-¿A qué te refieres?

-No lloráis conjuntamente. El sentido profundo de comunidad es la solidaridad. Rechazáis a los débiles en vuestra sociedad, tratáis la vulnerabilidad como un accidente. Pues es integrando vuestra fagilidad que podéis comprender el sentido profundo de ser valiente, es así como creáis seres dependientes.

-Qué fuerte.

-Yo soy la paridad y cuando entro a formar parte de vuestra corriente sanguínea sé trazar la línea que equilibra vida y muerte.

-Eres inteligente, gracias por hacerte presente, siento que tienes el poder de promover la autoestima entre la gente en tiempos de cambios inminentes.

-Gracias loba que amamantas a los hijos del sol naciente y a los pobres de mente, diles que se concentren en mi imagen, en las olas que desprenden mis coronas relucientes.
Enséñales a viajar hasta mi simiente color sangre exultante, ahí está para recordaros que sois grandes pulsantes del amor por vuestros amantes, las plantas salvajes que buscan lugar en vuestras farmacias.

-Gracias.

 


HIPÉRICO para dejar el tabaco / 31-7-2018

-Obsérvame bien los rizomas que emano polinizando tu piel. Salen por parejas rezando para tu bien, y se enroscan en tu sien para que no le des más vueltas de tuerca a lo que te ha llevado a depender del tabaco que no te hace bien. 

Basta ya de someterte al dictado del humo que ha quebrado tus zumos ricos en azucares y los ha contaminado con tu propia hiel. 

Mírame un rato cada mañana, estoy estupefacto ante la decisión que has tomado! Dame la bestia parda que yo la agarro y te la pongo a un lado para que asumas el poder que te ha quitado, déjalo que vuelva y te revuelva, y deja de besar el cigarro, ama la decisión que has tomado! 
Cada vez que me mires te lo recordaré. 
Es mejor que te metas un tarro entero de miel que liar un cigarro. Y recuerda que el cardo mariano te quiere acompañar también para suavizar tu paso por este infierno alado, recuerda que estamos a tu lado junto a otros y otras que no ves. Animo!

Mirando mi fotografía recibes también mis principios activos y así evitas comprometer tus intestinos tomándome en pastillas… y si te entran ganas de victimizarte enlázate enseguida conmigo y te ofreceré las bridas para cabalgar por encima. 

Desengancharse es como estar encinta, ámate y suspira, será niño o niña?

 


ORTIGA / 17-7-2018

Fíjate en mi, yo permanezco unida a mi placenta, así pago la renta del lugar donde escogí vivir, pero además entrego mi elixir a los que se acercan a mi, lo hago porque sí. Somos muchas aquí y entre todas mis hermanas creamos las olas que cancelan las deudas de los que van a morir. Si me tomas en infusión mis principios activos desmontan las olas o vibraciones cancerosas que os provocan las cadenas tóxicas en vuestro sentir.

-Toma! No es poca cosa el servicio que os planteáis las ortigas de por aquí!

-Creamos un excedente para invertirlo en la gente, todos tenemos una función trascendente o que va más allá, y nosotras somos tus parientes, nos encantan los seres sintientes que captan nuestras facultades iridiscentes, unidos somos más fuertes para viajar juntos a las fuentes del devenir. Somos un conjunto de redes… háblales de mí!

-Cómo te llamas?

-Yo soy la ortiga, la guardiana de la parafina que discurre dentro de ti. Soy muy fuerte, y cuando entro en tu corriente te hinco el diente, arranco y regurgito los hilos que hieren tu carmesí, tu facultad emoliente de discriminar los nutrientes, soy muy valiente, di que sí.

-Muchos te consideran mala hierba pues a tu contacto hierves la piel!

-Claro que sí! yo muerdo lo peor de ti.

 


LAVANDA / 19-7-2018

Con su discreta esencia la elegante lavanda hace acto de presencia en mi ancho de banda para describirme algunas de sus habilidades. 

-Soy alta y delgada, soy una dama descalza, y si me plantas en la entrada de tu casa puedo colarme entre los goznes de las puertas semicerradas de las personas que llaman para visitarla. 

-¿Las personas tenemos puertas?

-Si, claro, las que separan cada una de vuestras estancias. A veces estan cargadas de malos olores, de oscuras intenciones… Yo las cierro, aunque no las limpio exactamente, me limito a sellar sus escapes para que no os afecten inmediatamente cuando recibís a mucha gente en casa. 

-¿Así que cada uno de nosotros somos una casa?

-Por ejemplo, y yo le cubro el techo y el sótano con mi unguento lechoso hecho de oro y plata que tu captas como violeta suntuoso, esa es la vibración exacta que yo regulo, restaurando la capa externa de tu casa y limpiando la lucerna color nácar que muchas tenéis clavada en el guardaropa y en la plantilla que metes en tus zapatillas que brillan en la noche calma de tu alcoba. 

-Proteges a las casa y las personas de influencias libidinosas. 

-Las sublimo en una corona de rosas para que luego, a solas, después de tratar con muchas personas, recuperéis rápido vuestras realidades sonoras, las que atraen a las mariposas. 

-Qué dulce! qué delicada es tu tarea cuando te mezclas con los perfumes de las cosas! 

-Yo elevo y transmuto las basuras en flores maravillosas. 

-Gracias lavanda, delicada banda de luciérnagas que cubren ahora mis yemas atrayendo las estrellas del manto de la más bella dama que cuida de esta montaña donde arraigas. 

-Gracias bella por andar descalza entre mis llamas. Deja que queme tus escamas, así luces más calma y auténtica, así recuperas lo que desgastas cuando piensas y repiensas sin respirar entre ellas. Siéntete ahora como pez en el agua!

 


 MANZANILLA AMARGA / 20-7-218

-Hoy me toca a mi entregaros un mensaje: sí, soy salvaje, aquí donde me encuentro observo el paisaje de maldades que la humanidad cultiva mediante su brigada de intelectuales repartiendo sus verdades, ignorantes de su capacidad de cambiar sus personalidades que aplaudís los demás.

Vivís la mayoría en las ciudades, me dáis ganas de vomitar. Analizáis vuestras calamidades pero no sóis capaces de actuar según vuestras responsabilidades, basta ya! Os es fácil hablar y sentiros por encima del resto de la humanidad, de otras maneras de alcanzar la verdad.

Artistas, periodistas, políticas por la igualdad que os hacéis mutuamente entrevistas, no es así que encotraréis la paz,
probad tan sólo una de mis diminutas florecillas y os daré una breve idea de lo que es la inmensidad que escondéis en vuestro paladar.

Soy amarga como las voces que claman libertad y se dan de bruces con su propia realidad. Yo os la haré vomitar junto a las hojas y pantallas que os dedicáis a llenar con las patrañas que os enredan y refuerzan aún más vuestra incapacidad de sobrellevar las runas de vuestra sociedad.

Bebed mis sustancias amargas y os recordaré vuestra verdadera realidad,
vaciaros las entrañas con mi honestidad. Aprended conmigo a oler el trigo, el higo, el comino, leed en mi sino el destino al que os lleva vuestra actividad insaciable de encontrar las palabras amables que os den un lugar destacable entre tanta necedad. Regurgitad en vuestro paladar aquello que escupís en nombre de la verdad.

Escuchad, vecinos malditos, detrás de cada pensamiento hay un sarmiento que se clava en el suelo de vuestra realidad matérica y emocional: cada pensamiento, cada sentimiento que dejáis flotar promueve un campo de realidad. Después no queda otro remedio que vomitar aquellos que, de hecho, más que liberaros os oprimen más.

Basta ya de mirar los agujeros que os perpetráis, vuestro mundo tiene caducidad!
Os hacéis pequeños y olvidáis a aquellos que beben de la humildad de mis cabellos y de mis pechos que emanan los saberes de vuestros ancestros que en el pasado quemásteis en barreños llenos de contenidos obscenos en nombre de la espiritualidad, de las leyes y textos escritos sin impunidad. Mis textos siguen vivos, yo me río de los casinos que montáis en nombre del saber intelectual y literalmente inífugo que cultiváis sin seleccionar aquellos que de verdad promueven la paz.

Embelleceros de una vez por todas, enterneceros, vendrán grandes aguaceros, protegeros, bajo ellos no habrá títulos ni sombreros que valgan, vaciaros ya!
Yo crezco en terrenos secos y agrestes, yo mezco mis semillas en el cajón oscuro de vuestra usura, yo regurgito vuestra amargura, yo abro la hebilla prieta del que aparenta y pretende estar por encima del bien y del mal.

-Ostia! Me vienen náuseas, déjame respirar!

-Gracias por aguantar de un tirón, y por dejarme señalar al cabrón que desestima mi poder de reunión de vuestro cuerpo físico con la emoción que dejáis oculta y reprimida en un cajón hasta que rebentáis, así que si os dan patada al cojón debéis gritar sino vais a crear un foco de enfermedad.

-Gracias por recordarme que las palabras pasan hambre de escucha atenta, oigo palpitar lo que tu planta encierra, salgo ahora de ella, salto y ya!

 


seguirá….

 

/no está permitida la reproducción de las imágenes y texto sin mi permiso / no és permesa la reproducció de les imatges i textes sense el meu permis /